Sildenafil
Este producto está en stock
El precio más bajo
59,20 €
GRATIS envío

Erecciones



¿Cómo se produce una erección?


Un pene contiene tres tejidos eréctiles. Dos para la rigidez del pene y el otro se encuentra situado alrededor de la uretra. Los tejidos eréctiles se llenan de sangre durante la excitación sexual. Más sangre fluye hacia los tejidos eréctiles que la que fluye hacia fuera, lo que provoca una erección. Para la aparición de las erecciones, es necesario la estimulación sexual. A través de la estimulación de los sentidos el cerebro envía señales al pene. El tejido eréctil contiene células musculares lisas que están relajadas. Esto permite que el tejido eréctil se llene de sangre. La rigidez del pene hace posible el coito. Durante las relaciones sexuales los impulsos nerviosos permanecen presentes, de manera que mantienen la erección.

Mejorar las erecciones


Los hombres pueden experimentar problemas con conseguir la erección (disfunción eréctil) más tarde o más temprano en la vida. Esto no es algo inusual. Puede tener varias causas, psicológicas o físicas. La libido juega un papel importante para conseguir la erección. La obesidad, la deficiencia de vitaminas y la fatiga pueden tener un impacto negativo. Por tanto, es importante comer alimentos saludables y variados y entrenar de formar regular. Por otra parte, es importante dormir lo suficiente. Hay algunos productos que simulan conseguir tener una erección. El ajo, la cebolla y el jengibre mejoran el flujo de sangre al pene. El pimiento picante tiene el mismo efecto. Los ácidos grasos Omega-3 ( el salmón, la caballa, el atún fresco) hacen que la sangre sea menos espesa. Esto mejora el flujo de sangre. También el vino tinto tiene un efecto positivo. Sin embargo, no beba demasiado, ya que tiene el efecto contrario.

Los medicamentos que estimulan la erección


Es posible se requiera algo más para el establecimiento de una erección y para su mantenimiento. Existen medicamentos que ayudan a lograr este objetivo. Viagra, Cialis, Sildenafil y Levitra, son ejemplos de las píldoras de erección. Cada uno tiene sus características propias, pero el efecto es similar: conseguir y mantener una erección.

Lea el prospecto para obtener más información sobre los riesgos y efectos adversos, y consulte a su médico o farmacéutico.