Afecciones vaginales

Afecciones vaginales

Casi todas las mujeres sufren afecciones vaginales en algún momento de su vida. Suele tratarse de molestias como picor, enrojecimiento, irritación, sequedad o exceso de flujo. Muchas mujeres se avergüenzan, pero es un problema muy frecuente y por lo general no es grave.

La flora vaginal es el equilibrio entre los microorganismos de la vagina. Cuando se altera ese equilibrio, por el motivo que sea, pueden aparecer molestias vaginales. En el caso de la vaginosis bacteriana, las causantes del desequilibrio son bacterias perjudiciales (cocos). Los síntomas más comunes son el picor, la irritación, la sensibilidad y el enrojecimiento. La vaginosis bacteriana se puede tratar con antibióticos.

En el caso de la sequedad vaginal, el problema es una producción insuficiente de flujo vaginal. Produce síntomas como picor e irritación. Suele deberse a cambios hormonales, por ejemplo los asociados a la menopausia.

La cándida es una causante frecuente de molestias vaginales. El crecimiento excesivo del hongo cándida altera el equilibrio de la flora vaginal y produce flujo blanquecino, picor, irritación y enrojecimiento.

Puede comprar diversos tratamientos para afecciones vaginales como la candidiasis en su farmacia o droguería habitual, o solicitarnos que los encarguemos a una farmacia o droguería registrada de la UE. En caso de necesitar receta, le concertaremos una consulta con un médico titulado registrado en la Unión Europea.

Ver más