Alvesco

Alvesco es un medicamento de los llamados glucocorticoides que se usa como tratamiento preventivo para quienes padecen asma. Esto significa que debe tomarse regularmente durante un cierto tiempo para prevenir los síntomas del asma, incluso cuando el paciente se siente bien. Más información

Un médico estudiará su solicitud y, si lo considera oportuno, le expedirá una receta. A continuación enviará la receta a una farmacia, la cual le remitirá el medicamento dentro del plazo de 1 a 3 días laborables. Aquí le ofrecemos información complementaria sobre el funcionamiento de este servicio.

Producto
Precio (con consulta médica incluida)
Producto – Precio (con consulta médica incluida)
Folleto Paciente

¿Qué es Alvesco?

Alvesco es un medicamento de los llamados glucocorticoides que se usa como tratamiento preventivo para quienes padecen asma. Esto significa que debe tomarse regularmente durante un cierto tiempo para prevenir los síntomas del asma, incluso cuando el paciente se siente bien. No está diseñado para tratar los ataques repentinos de asma, ya que solo se activa después de la inhalación en los pulmones. Para tratar los ataques se debe usar un medicamento de acción más rápida. El asma puede ser potencialmente mortal, por lo que si sufre un ataque y no lleva consigo un inhalador adecuado debe buscar asistencia médica de urgencia.

¿Cómo funciona Alvesco?

El ingrediente activo, la ciclesonida, reduce la inflamación de las vías respiratorias, lo cual mejora el flujo de aire y reduce los síntomas de asma. El bote de aerosol permite que las pequeñas partículas del medicamento lleguen rápidamente a las vías respiratorias angostas de los pulmones.

¿Cómo tomar Alvesco?

Alvesco se dispensa en un inhalador de aerosol de uso oral. Antes de usarlo por primera vez, es necesario prepararlo.

Retire el capuchón de plástico que cubre la boquilla;
Sosténgalo en posición vertical y, con cuidado de no orientarlo hacia su cara, realice tres descargas de prueba.

Compruebe el contador de dosis y verifique que quedan al menos 60 pulverizaciones. Si después de las descargas de preparación quedan menos de 60 usos, devuelva el inhalador a la farmacia.

Para utilizar el inhalador Alvesco:

  • Sosténgalo entre el índice y el pulgar sin obstruir el pulverizador;
  • Colóquese la boquilla en la boca apoyando la lengua en la base;
  • Exhale lentamente;
  • Cuando inhale, descargue el inhalador presionando firmemente el área del contador de dosis y retenga la respiración el mayor tiempo posible (intente aguantar por lo menos diez segundos);
  • Sáquese el inhalador de la boca y exhale lentamente;
  • Enjuáguese la boca con agua caliente (para disminuir el riesgo de caries);
  • Vuelva a colocar el capuchón y guárdelo en un lugar seguro hasta la hora de la siguiente dosis.

Lo ideal es tomar Alvesco una vez al día, por la mañana o por la noche. El efecto beneficioso máximo de la medicación puede disminuir después de aproximadamente cuatro semanas de uso continuo.

Dosis

Alvesco puede administrarse a adultos y a niños a partir de los 12 años. La dosis habitual es de 160 microgramos al día, aunque las prescripciones pueden variar de 100 a 400 microgramos al día. El riesgo de efectos perjudiciales por sobredosis es muy pequeño, pero siempre debe seguir las instrucciones de su médico o farmacéutico.

Efectos adversos

Los efectos adversos comunes de Alvesco incluyen:

  • Cefalea;
  • Hemorragia nasal;
  • Dolor articular;
  • Mal sabor de boca;
  • Rinitis.

¿Cuándo no es seguro tomar Alvesco?

Para estar seguro de que puede tomar Alvesco con seguridad, informe siempre a su médico de todos los medicamentos que esté tomando, incluidos los de venta sin receta y los remedios herbales. El uso de Alvesco puede estar contraindicado si alguna vez ha padecido:

  • Tuberculosis;
  • Glaucoma;
  • Osteoporosis;
  • Herpes ocular.

Embarazo / lactancia / conducción / alcohol

No se han realizado estudios sobre la seguridad de Alvesco durante el embarazo o la lactancia. Informe a su médico si está embarazada, tiene previsto quedarse embarazada o está en periodo de lactancia. No existen contraindicaciones relacionadas con la conducción o el consumo de alcohol.