Directly go to the content
Autotest rápido de COVID-19

Autotest rápido de COVID-19

COVID-19 es una enfermedad causada por el nuevo coronavirus, y está asociada principalmente a problemas respiratorios. El cuerpo produce anticuerpos en respuesta al virus invasor. Estos anticuerpos son detectables en sangre. Con el autotest rápido de COVID-19, podrá determinar si su sangre contiene anticuerpos contra el nuevo coronavirus. No es necesario enviar el material de prueba, y los resultados se conocen en un plazo de diez minutos.

Descargo de responsabilidad 

El COVID-19 rapid zelftest es un test no específico para realizar en casa que sirve para detectar la presencia en el organismo de anticuerpos contra los coronavirus, mediante la indicación de positivo o negativo. Un resultado positivo puede indicar que usted ha estado infectado con un coronavirus.  
Sin embargo deberá usted tener en cuenta la posibilidad de que se produzca una interpretación errónea de los parámetros registrados (un falso positivo o un falso negativo). Al contrario que las pruebas de laboratorio, con este test no se puede certificar la infección a ciencia cierta. Por tanto, con este test no tendrá usted la certeza de si tiene o no la COVID-19, que es la enfermedad causada por el coronavirus. Hasta la fecha no hay evidencia científica de que tras la infección se quede inmunizado. Tampoco se ha podido demostrar que una persona que haya pasado la infección deje de ser una posible transmisora de la enfermedad. Ante cualquier sospecha de que está infectado con el coronavirus, le aconsejamos que se ponga en contacto con su médico y que siga las directrices de las autoridades de su país. 

¿Qué es un autotest rápido de COVID-19?

COVID-19 es una enfermedad causada por el nuevo coronavirus, y está asociada principalmente a problemas respiratorios. El cuerpo produce anticuerpos en respuesta al virus invasor. Estos anticuerpos son detectables en sangre. Con el autotest rápido de COVID-19, podrá determinar si su sangre contiene anticuerpos contra el nuevo coronavirus. No es necesario enviar el material de prueba, y los resultados se conocen en un plazo de diez minutos.

¿Qué es el COVID-19?

El virus que causa el COVID-19 pertenece al grupo de los coronavirus. Estos organismos se reconocen bajo el microscopio por su estructura en forma de corona. Las enfermedades pulmonares SARS y MERS también fueron causadas por un virus de este grupo. Debido a que el coronavirus actual es nuevo, muy pocas personas son inmunes, por lo que el virus está causando numerosas víctimas. La mayoría de las personas que se infectan con el virus solo tienen síntomas leves, que desaparecen después de unos días. Los síntomas de una infección por coronavirus incluyen:

  • Dolor de cabeza;
  • Dolor de garganta;
  • Catarro de nariz;
  • Tos;
  • Falta de aliento;
  • Fiebre.

En algunas personas, la enfermedad se hace más grave, y entonces el COVID-19 puede asociarse a problemas respiratorios muy serios, como neumonía, fiebre alta y un alto grado de disnea. No todos los pacientes con síntomas graves de COVID-19 sobreviven a la enfermedad. El riesgo de un curso grave es mayor para las personas de la tercera edad y para las personas que padecen cualquier otra afección, como enfermedades cardiovasculares, cáncer o diabetes.

Prevenir la contaminación por coronavirus

El nuevo coronavirus es altamente contagioso. Por lo tanto, las personas que tengan síntomas de coronavirus deben quedarse en casa, incluso aunque los síntomas sean muy leves. Solo si los síntomas son graves (falta de aliento, combinada con fiebre alta), deberán consultar a un médico.

Las personas asintomáticas aún pueden transmitir el virus, por lo que se pide a todos que se mantengan lo más lejos posible de los demás. Una distancia mínima de 1,5 a 2 metros ayudará a prevenir la infección con el virus. Además, lávese las manos y tosa o estornude habitualmente en el codo. En el sitio web del gobierno podrá ver todas las medidas recomendadas para prevenir la propagación del coronavirus.

¿Cómo funciona el autotest rápido de COVID-19?

Si, a pesar de todas las precauciones, una persona se infecta con el coronavirus, el mecanismo de defensa del organismo se activa, produciendo anticuerpos (inmunoglobulinas) en un intento de eliminar el antígeno (una sustancia extraña, en este caso el virus). Estos anticuerpos son detectables en sangre. El autotest rápido de COVID-19 funciona sobre la base de la detección de las inmunoglobulinas clase G y M (IgG e IgM) en sangre, suero o plasma.

El autotest rápido de COVID-19 consiste en un casete de prueba en el que se pone en contacto una pequeña cantidad de sangre, plasma o suero con un antígeno COVID-19 junto con un tampón de dilución. Si en la muestra están presentes anticuerpos del tipo IgG y/o IgM con una sensibilidad al antígeno COVID-19, en la ventana de resultados se muestra una línea de color.

El autotest rápido de COVID-19 es altamente fiable: tiene una sensibilidad de IgG 100 %/IgM 85 % y una especificidad de IgG 98 %/IgM 96 %.

¿Cómo se emplea el autotest rápido de COVID-19?

El autotest rápido de COVID-19 incluye un casete de prueba, una toallita desinfectante a base de alcohol, una lanceta para pichar la punta de los dedos, un tubo o gotero capilar y una solución tampón para diluir la muestra de sangre.

Al realizar el autotest rápido de COVID-19, siga siempre las instrucciones del manual y actúe con cuidado para evitar resultados nulos. Las instrucciones para realizar esta prueba basada en una muestra de sangre obtenida de una punción digital son las siguientes:

  • Retire el casete de prueba del embalaje.
  • Lávese las manos con agua tibia y jabón y desinfecte la punta del dedo que se va a pinchar con la toallita desinfectante suministrada (recomendamos utilizar el dedo medio o el anular).
  • Utilice la lanceta para pinchar la punta del dedo. Limpie la primera gota de sangre con la toallita desinfectante.
  • Recoja la segunda gota de sangre con ayuda del tubo capilar o gotero incluido. Asegúrese de extraer suficiente sangre (consulte las instrucciones del prospecto).
  • Deposite la sangre en el contenedor de muestra (S) del casete de prueba y agregue 2 gotas de solución tampón.
  • Ponga en marcha un temporizador: transcurridos 10 minutos, el resultado aparecerá en la ventana de resultados del casete de prueba. Nota: transcurridos 20 minutos, el resultado ya no será fácil de interpretar.

Algunas advertencias adicionales sobre cómo realizar la prueba:

  • Si está analizando la sangre de otra persona, utilice siempre ropa protectora y guantes para evitar el riesgo de contaminación.
  • Para analizar suero o plasma, se aplican diferentes pautas; consulte el manual.
  • No coma, beba ni fume mientras realiza la prueba.
  • Realice la prueba tan pronto como se extraiga la sangre.
  • Guarde la prueba a temperatura ambiente o en un refrigerador (entre 2 y 30 grados Celsius).
  • Lea el manual antes de su uso, para ver un resumen completo de todas las instrucciones y advertencias.

¿Cómo interpretar los resultados de la prueba?

La ventana de resultados se divide en tres secciones de resultados: IgG, IgM y una sección de control (C). En la C de control aparece siempre una línea de color. Esto significa que la prueba se ha realizado correctamente. ¿En la ventana, junto a IgG y/o IgM, aparece además una línea de color? En este caso, se ha verificado la presencia de anticuerpos contra el antígeno para el coronavirus para esas categorías.

Resultado de la prueba nulo

Si no aparece una línea coloreada en la sección de control C, la prueba no se ha realizado correctamente y el resultado no será válido, incluso si en IgG y/o IgM aparece una línea coloreada. Esto podría ocurrir, por ejemplo, si ha utilizado muy poca sangre en la prueba. En ese caso, deberá realizar una nueva prueba.

¿Qué hacer en caso de un resultado positivo?

¿El test rápido de COVID-19 muestra que usted ha producido anticuerpos contra el coronavirus? ¿Y padece síntomas que pueden estar asociados con el COVID-19? De acuerdo con pautas del gobierno, se recomienda permanecer en casa siempre que los síntomas no sean graves. Avise a un médico si experimenta problemas de salud serios (fiebre superior a 38 grados en combinación con tos y/o dificultades para respirar) o si los síntomas son graves o persistentes. Además, siga las pautas del gobierno para evitar infectar a terceros.