Clomid

Clomid estimula la ovulación. Contiene el principio activo clomifeno, que estimula la liberación de dos hormonas: hormona foliculoestimulante (FSH) y hormona luteinizante (LH). Más información

¡Información importante! Nosotros no ofrecemos productos, sino la posibilidad de solicitar un tratamiento (con o sin medicación).

Si desea un tratamiento con unas medicinas específicas, puede adquirirlas en su farmacia o pedirnos que las encarguemos por usted en una farmacia autorizada de la Unión Europea. En caso de necesitar receta, le concertaremos una consulta con un médico titulado registrado en la Unión Europea.

Folleto Paciente

¿Qué es Clomid?

Clomid estimula la ovulación. Contiene el principio activo clomifeno, que estimula la liberación de dos hormonas: hormona foliculoestimulante (FSH) y hormona luteinizante (LH). Estas hormonas aumentan las probabilidades de desarrollo de un óvulo y de la ovulación. Clomid es un medicamento que requiere receta.

¿Para qué se usa Clomid?

Clomid se usa para tratar la infertilidad en mujeres que tienen problemas con la ovulación. Clomid estimula la ovulación regular y por lo tanto aumenta las probabilidades de quedarse embarazada.

Cómo usar Clomid

Los comprimidos Clomid se deben ingerir enteros con un poco de agua. Los comprimidos se pueden ingerir con o sin comida. Clomid se toma únicamente ciertos días del mes. Debe empezar a tomar los comprimidos el día 5 de su ciclo menstrual. Si no tiene el periodo, consulte con su médico cuándo debe tomar los comprimidos. Clomid no se debe usar durante más de seis ciclos del tratamiento. Se debe interrumpir el uso de este medicamento si no se ha quedado embarazada después de seis meses.

Dosis

A menos que su médico le indique lo contrario, la dosis habitual para un adulto es:

  • un comprimido una vez al día durante cinco días.

No use este medicamento durante más de seis meses sin consultar a un médico. Siga siempre las instrucciones exactas de la receta; nunca use más o menos las recomendaciones del médico. Lea el prospecto que acompaña al envase antes de utilizarlo.

Efectos secundarios

Clomid puede causar efectos secundarios, aunque no afectan a todas las personas. Los siguientes son algunos de los efectos secundarios asociados a este medicamento:

  • Sofocos;
  • Dolor de mamas;
  • Periodos menstruales abundantes o dolorosos;
  • Cefalea;
  • Síntomas gastrointestinales (náuseas, vómitos, dolor de estómago);
  • Alteraciones visuales (visión borrosa u otros síntomas visuales como manchas o destellos);
  • Mareo o aturdimiento.

Consulte con un médico si estos u otros efectos secundarios son graves. Para obtener más información, véase el prospecto.

Cuándo no usar Clomid

Clomid no es adecuado para todas las personas y no debería usarlo si:

  • Tiene alergia al clomifeno o a cualquier otro componente de este medicamento;
  • Tiene una enfermedad hepática;
  • Sufre sangrado anómalo del útero;
  • Tiene un cáncer sensible a las hormonas;
  • Tiene una enfermedad de la glándula pituitaria.

Tenga cuidado si tiene una enfermedad que afecta a los ovarios, si tiene unos niveles altos de triglicéridos en sangre (hipertrigliceridemia) u otros problemas de salud. En este caso, debe consultar con su médico antes de tomar este medicamento. Clomid tiene interacciones conocidas con algunos medicamentos. Por lo tanto, es importante decirle al médico qué medicamentos está tomando para asegurarse de que la combinación es segura.

Embarazo/capacidad para conducir/alcohol

No use este medicamento si está embarazada. Consulte con su médico antes de tomar este medicamento si está en periodo de lactancia. Clomid puede causar mareo o visión borrosa. Esto puede ser peligroso si conduce o trabaja con máquinas. No realice estas actividades hasta que sepa cómo le afecta este medicamento y que puede llevarlas a cabo sin riesgo. Este medicamento no interactúa con el alcohol.