Colesterol

Una de cada cinco personas sufre dolor de cabeza con una frecuencia media de una vez por semana. Existen diferentes tipos de dolor de cabeza, cada uno por distintas causas y con distintos tratamientos o métodos de prevención. Algunos de ellos son la cefalea tensional, la migraña común y la migraña en racimos.

Hipercolesterolemia o hiperlipidemia son los nombres médicos para denominar el nivel demasiado elevado de colesterol y otras sustancias grasas como los triglicéridos en la sangre.

Cuando su nivel de colesterol total supera los 5 mmol/l, es necesario tomar medidas.

Con un nivel alto de colesterol tiene hasta un 40 % más de posibilidades de contraer una enfermedad de tipo cardiaco, cardiovascular o relacionada con los vasos sanguíneos. El riesgo es más alto en personas con hipertensión (presión arterial alta), diabetes, una enfermedad cardiaca previa, hipercolesterolemia hereditaria y fumadoras.

Antes de tomar medicación se debe comenzar por una dieta baja en grasa animal y rica en fruta, verdura y pescado. Es necesario introducir un cambio de estilo de vida en las actividades diarias, por ejemplo reducir el consumo de alcohol y hacer ejercicio físico para bajar de peso, a fin de mantener el nivel de colesterol por debajo del límite crítico de 5 mmol/l.

Se recomienda dejar de fumar para mantener un nivel de colesterol saludable.

Si el cambio de dieta y estilo de vida no basta para normalizar el nivel de colesterol, su médico puede recomendarle diversos medicamentos.

Solo un médico puede diagnosticar hipercolesterolemia o hiperlipidemia. Si le han diagnosticado alguno de estos trastornos, es probable que tenga que tomar medicamentos durante el resto de su vida. El cuidado de la salud debe incluir el control del nivel de colesterol, especialmente si tiene más de 40 años.

ESTATINAS

Las estatinas son inhibidores de una enzima (HMG-CoA reductasa) necesaria para la síntesis del colesterol. Al inhibir esta enzima se produce menos colesterol, especialmente el del tipo más dañino, el LDL (del inglés Low Density Lipoprotein, lipoproteína de baja densidad). Al mismo tiempo, las estatinas reducen un poco los triglicéridos y aumentan el HDL (High Density Lipoprotein, lipoproteína de alta densidad), el llamado «colesterol bueno». Las estatinas se consideran en general los fármacos más eficaces para reducir el colesterol.

Ver más

Productos de la farmacia de esta categoria

Productos de la drogueria de esta categoria