Control del Dolor

Control del Dolor

Control del Dolor

Existen diferentes tipos de dolor. Ocurre lo mismo con los medicamentos para el dolor. Esta página ofrece más información sobre este tema. En la parte inferior de la página tiene a su disposición los siguientes productos para pedidos:

 

Analgésicos tramadol, zydol, tramacet y zamadol.

Analgésicos/antiinflamatorios surgam, voltarol y diclofenaco.

Medicamentos para la migraña relpax y zomig.

 

Hay diferentes tipos de dolor y, por lo tanto, también diferentes tipos de analgésicos. Esta categoría contiene medicamentos para la migraña y AINEs (analgésicos, reumatismo, etc.).

 

1. Migraña y cefalea en racimos: La migraña es un tipo de dolor de cabeza que se presenta en forma de ataques recurrentes, a menudo acompañados de náuseas, vómitos y síntomas de aura. Los síntomas de la migraña incluyen un dolor pulsátil, a menudo en un lado de la cabeza, que se agrava con el esfuerzo físico. Como resultado, las migrañas pueden impedir a quienes las sufren realizar incluso las tareas diarias más nimias. Los pacientes también pueden volverse hipersensibles al sonido y la luz. La migraña a menudo se desencadena por cambios hormonales, fatiga, estrés, cambios meteorológicos y, en algunos casos, por el consumo de drogas.

 

Las personas que padecen migraña a menudo sienten que se aproxima un ataque. Algunas personas perciben un aura, una perturbación visual transitoria o de otro tipo que indica que el dolor de cabeza ocurrirá pronto.

 

La cefalea en racimos también tiene un origen neurovascular, lo que significa que los síntomas están asociados tanto con el sistema nervioso central como con los vasos sanguíneos. Este tipo de dolor de cabeza también se presenta en episodios que involucran dolor intenso localizado en un lado de la cabeza, seguido de períodos sin síntomas.

 

Tratamiento (no específico): Aunque los cambios en el estilo de vida pueden ayudar a aliviar los síntomas, generalmente se requiere medicación. Cuando un paciente siente que se aproxima un ataque, estos productos se pueden utilizar para prevenir el ataque o detener un ataque de migraña después de que haya comenzado. Los ataques leves pueden tratarse con paracetamol u otros analgésicos simples (AINE).

 

Triptanes, medicación específica para la migraña: Los triptanes son amortiguadores selectivos de receptores de serotonina, lo que significa que inhiben la transmisión de señales en ciertas secciones nerviosas y hacen que los vasos sanguíneos de la cabeza se contraigan. Actualmente hay siete triptanes diferentes disponibles. Todos ellos funcionan de una manera ligeramente diferente y tienen diferentes efectos secundarios. La mayoría de los pacientes usan las pastillas, aunque lo más rápido son las inyecciones.

 

Algunos triptanes están disponibles en pastillas de acción rápida que se deshacen en la boca. Una opción conveniente, ya que muchos pacientes tienen dificultad para tragar durante un ataque. Los efectos secundarios de los triptanes son leves y no muy comunes. Véase el prospecto para obtener más información. Si usted es un paciente cardíaco y está tomando este medicamento por primera vez, asegúrese de hacerlo bajo supervisión médica. Junto con su médico puede decidir qué triptán le conviene más.

 

2. Analgésicos antipiréticos: Los analgésicos antipiréticos se utilizan para aliviar el dolor leve a moderado o los síntomas de fiebre. Tienen una amplia gama de aplicaciones: artritis, gripe, dolor de cabeza, dolor de muelas, dolor menstrual, migraña, síntomas reumáticos, dolores musculares e inflamaciones.

Los analgésicos más conocidos en este grupo son el paracetamol y el ácido acetilsalicílico (Aspirina).

El paracetamol 500 mg (en forma de pastilla) es el analgésico de venta libre más barato.

Recomendamos que consulte a un médico si el dolor persiste durante más de unos pocos días.

 

Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) también se consideran analgésicos antipiréticos. Los AINEs se utilizan principalmente para los síntomas reumáticos y otras infecciones, pero también para los síntomas de dolor mencionados anteriormente. Los AINEs más conocidos son el diclofenaco y el ibuprofeno. El ibuprofeno a dosis bajas está disponible sin receta médica. Sin embargo, debido a los efectos secundarios que pueden aparecer, le recomendamos que consulte a un médico antes de tomar ibuprofeno.

 

3. Dolor: Los opiáceos, sustancias a menudo derivadas de la morfina, se utilizan para reducir el dolor moderado a intenso.

La codeína es la más utilizada, generalmente en combinación con paracetamol (Paracod). Paracod está disponible en distintas dosis.

La codeína también se utiliza para aliviar la tos seca.