Diclofenac

Diclofenac

Los analgésicos son medicamentos bien conocidos que se toman para eliminar o aliviar temporalmente el dolor. El diclofenaco es una buena opción para las inflamaciones, puesto que evita que se extiendan, además de aliviar el dolor. Más información

¡Información importante! Nosotros no ofrecemos productos, sino la posibilidad de solicitar un tratamiento (con o sin medicación).

Si desea un tratamiento con unas medicinas específicas, puede adquirirlas en su farmacia o pedirnos que las encarguemos por usted en una farmacia autorizada de la Unión Europea. En caso de necesitar receta, le concertaremos una consulta con un médico titulado registrado en la Unión Europea.

Producto
Precio (con consulta médica incluida)
Producto – Precio (con consulta médica incluida)

Voltarol (Diclofenac) 100 mg 10 Sup. + Consultation + Service fee

46,00 €

¿Qué es el diclofenaco?

Los analgésicos son medicamentos bien conocidos que se toman para eliminar o aliviar temporalmente el dolor. El diclofenaco es una buena opción para las inflamaciones, puesto que evita que se extiendan, además de aliviar el dolor. El diclofenaco alivia muchos problemas derivados de la inflamación, así como el dolor que produce. Los médicos lo recetan principalmente para los dolores menstruales intensos, el dolor en las articulaciones, la cefalea y la migraña. El diclofenaco se distribuye en el mercado internacional desde 1974, con los nombres comerciales Cataflam y Voltarén, y los genéricos diclofenaco y diclofenaco sódico. La mayoría de los productos solo se pueden adquirir con receta médica. El único que se distribuye sin receta es el Voltarén K. Está disponible en grageas, comprimidos, supositorios e inyecciones.

¿Cómo actúa el diclofenaco?

El diclofenaco actúa principalmente frenando la inflamación, por ejemplo en las articulaciones. Las inflamaciones pueden provocar dolores agudos; al reducirlas, y por el efecto analgésico, se alivia el dolor en gran medida. Si sufre inflamación en las articulaciones, el médico le rectará diclofenaco para reducir todo lo posible los síntomas. Además, el medicamento también evita que se hinchen. El diclofenaco se suele recetar también para los dolores menstruales. Durante la menstruación, las mujeres pueden experimentar dolores molestos en la espalda y el abdomen. Con frecuencia, la molestia resulta muy intensa y el médico receta este medicamento. El principio activo, llamado también diclofenaco, alivia los dolores menstruales. A menudo se comienza a administrar un día antes de la menstruación, para reducir al mínimo las molestias. De este modo, los calambres en el útero y el abdomen resultan menos dolorosos.

¿Cuándo utilizar diclofenaco?

Los dolores menstruales y la inflamación en las articulaciones son dos razones habituales para recetar diclofenaco. También se utiliza para la migraña, los dolores musculares, la gripe y los resfriados. Es un analgésico eficaz para reducir el dolor y otros síntomas de varias enfermedades y dolencias. En ocasiones, puede prevenir la artrosis en los ancianos. En este último caso, el diclofenaco se receta a menudo para aliviar el dolor de las articulaciones.

¿Qué efectos secundarios tiene el diclofenaco?

Los efectos secundarios más habituales son dolor de cabeza, mareos y molestias gastrointestinales. También puede producir náuseas, vómitos, diarrea, calambres abdominales y pérdida de apetito. Pero no siempre se manifiestan, depende de cada persona. En casos excepcionales, puede haber alteraciones en el funcionamiento hepático, erupciones cutáneas y retención de líquido en las extremidades. Lea el folleto para conocer todos los posibles efectos secundarios.

¿Cómo se utiliza el diclofenaco?

El comprimido se toma entero con agua, preferentemente antes de la comida. La dosis más habitual es 50 mg. Un comprimido de diclofenaco de 50 mg comienza a actuar una hora después de la ingestión. El efecto dura aproximadamente 6 horas. Los comprimidos de liberación lenta tardan más en hacer efecto, pero duran más tiempo, de 12 a 24 horas. Estos comprimidos no deben administrarse a los niños. Los pacientes ancianos deben utilizar la dosis efectiva más baja.