Directly go to the content
Otros servicios de consulta dormir mal hombre bebiendo café

Dormir

Todo el mundo ha dormido mal alguna vez, pero esto no tiene que tener consecuencias graves, salvo que exista un patrón crónico. Si este es el caso, es importante detectar las causas de su problema de sueño. Debemos hacer una distinción entre problemas del sueño leves y graves. En general, hablamos de insomnio grave si duerme mal al menos tres veces por semana durante un período de más de tres semanas, y si esto conduce a problemas de funcionamiento durante el día. Si solo duerme mal ocasionalmente, durante menos de tres semanas, y si esto no se acompaña de disfunción diurna, se trata de problemas leves de sueño. Normalmente, estos problemas desaparecerán por sí solos. 

Patrón de sueño 

Un adulto sano necesita entre siete y nueve horas de sueño por noche. Durante estas horas de sueño pasamos por un ciclo de cuatro fases. Este ciclo se repite varias veces durante la noche. La primera fase es un breve período de tiempo en el que la persona no está dormida todavía, pero su cuerpo se está preparando para ello. En esta fase, los músculos se relajan, baja la temperatura del cuerpo, el ritmo cardíaco disminuye y los ojos se relajan. Después de unos minutos, caerá en un sueño ligero: la segunda fase. En esta fase, el durmiente puede despertarse con los sonidos más leves, porque aún no está profundamente dormido. Esta fase tampoco dura mucho. Ahora se pone interesante; en la tercera fase, el ritmo cardíaco se ralentiza, los músculos se relajan aún más. La persona está profundamente dormida y ya no se despertará con cualquier sonido. Ahora es cuando comienza la verdadera restauración de cuerpo y mente. En este sueño profundo, los órganos y músculos se restauran, y el cerebro puede procesar toda la información adquirida. El cuerpo y el cerebro necesitan desesperadamente este sueño profundo. Finalmente, sigue una cuarta fase: el sueño REM. REM significa movimiento rápido de los ojos y se refiere al movimiento de los párpados a la velocidad del rayo. Este sueño requiere un gran consumo de energía, y es la fase en la que se producen los sueños. En esta fase, el cerebro muestra tanta actividad como cuando estamos despiertos. Estas cuatro fases se repiten varias veces por noche. La frecuencia no es importante, pero sí lo es que se distribuyan de manera uniforme. 

Falta de sueño 

Si duerme menos de siete horas por noche durante varios días seguidos, esto puede llevar a una falta de sueño. Lo notará por ciertos síntomas, como fatiga durante el día, dificultad para despertarse, falta de concentración y somnolencia diurna. Esto puede tener varias causas, como el desfase horario, el estrés o la tensión. Estos síntomas deberían desaparecer después de un período de descanso. 

Problemas de sueño 

Ejemplos de problemas de sueño incluyen: ronquidos, insomnio de inicio, insomnio de mantenimiento, sueño muy ligero, piernas inquietas, síndrome de fase de sueño retardado y trastornos relacionados con el sueño, como la narcolepsia y la apnea del sueño. La apnea del sueño es un trastorno común en donde la respiración se interrumpe mientras se duerme durante unos 10 segundos como mínimo. Esto puede suceder repetidamente, incluso más de cinco veces por hora, lo que tiene un gran impacto en la calidad del sueño. Como resultado, tendrá la sensación de falta de descanso y estará somnoliento durante el día, con dificultades para concentrarse. La narcolepsia es un trastorno que hace que se duerma regularmente durante el día, incluso durante una actividad. Las personas con el síndrome de piernas inquietas no pueden mantener sus piernas quietas y tienen una sensación desagradable y pesada en las piernas. Finalmente, en el síndrome de la fase de sueño retardado, la persona se duerme siempre tarde, lo que provoca somnolencia por la mañana, y no consigue ajustar este ritmo. 

Dormir mal 

Si solo duerme mal de vez en cuando, durante menos de tres semanas, y si esto no se acompaña de disfunción durante el día, entonces tiene problemas leves de sueño o falta de sueño. Esto puede tener varias causas, como alergias, asma, EPOC, piernas inquietas, enfermedades intestinales y picazón. Aquí encontrará más información sobre la falta de sueño. 

Insomnio grave 

El insomnio grave se puede definir como trastornos del sueño que duran más de tres semanas, ocurren al menos tres veces por semana y producen disfunción diurna. Los trastornos del sueño pueden ser variados, como dificultad para conciliar el sueño, despertarse regularmente durante la noche, despertarse demasiado temprano, no despertarse descansado, sueños agitados y sueño ligero. Todos estos trastornos pueden hacer que las personas tengan un rendimiento peor de lo normal durante el día, por ejemplo, estando más cansadas, con sueño e irritabilidad durante el día, y sufriendo de dificultades para la concentración. Estos problemas pueden verse exacerbados por los denominados hábitos inadecuados del sueño, como dormir demasiadas horas, alteraciones en el ritmo sueño-vigilia, el uso de pastillas para dormir o el alcohol. También es posible que una persona que sufra de insomnio a corto plazo y leve finalmente desarrolle insomnio grave. Esto se debe principalmente a factores psicológicos, por ejemplo, las personas están convencidas de que no podrán dormir por la intromisión de sentimientos negativos asociados al sueño. Aquí encontrará más información sobre el insomnio grave.