Eritromicina

Eritromicina

Eritromicina es un antibiótico del grupo de los macrólidos. El componente activo (eritromicina) inhibe la reproducción de determinadas bacterias a fin de eliminarlas. Más información

¡Información importante! Nosotros no ofrecemos productos, sino la posibilidad de solicitar un tratamiento (con o sin medicación).

Si desea un tratamiento con unas medicinas específicas, puede adquirirlas en su farmacia o pedirnos que las encarguemos por usted en una farmacia autorizada de la Unión Europea. En caso de necesitar receta, le concertaremos una consulta con un médico titulado registrado en la Unión Europea.

Producto
Precio (con consulta médica incluida)
Producto – Precio (con consulta médica incluida)

¿Qué es Eritromicina?

Eritromicina es un antibiótico del grupo de los macrólidos. El componente activo (eritromicina) inhibe la reproducción de determinadas bacterias a fin de eliminarlas. Su acción puede curar rápidamente una infección bacteriana. Eritromicina se vende exclusivamente con receta médica.

¿Para qué se utiliza este medicamento?

El tratamiento antibiótico con Eritromicina se receta para diversos tipos de infecciones bacterianas, que incluyen infecciones respiratorias (como la neumonía, la sinusitis, la legionelosis y la bronquitis aguda), enfermedades de transmisión sexual (como la clamidiasis y la gonorrea) e infecciones cutáneas (como el acné, los forúnculos y la rosácea: una enfermedad de la piel que se manifiesta con manchas rojas en la cara, a veces acompañadas de granitos, espinillas o venas visibles.

¿Cómo administrar Eritromicina?

Eritromicina se presenta en comprimidos o granulado. El comprimido se traga con ayuda de un poco de agua, preferentemente con el estómago vacío, una hora antes o dos horas después de las comidas. El Eritromicina granulado se toma disuelto: vierta el contenido de 1 sobre en medio vaso de agua, agítelo bien y bébalo inmediatamente. Al contrario que los comprimidos, el Eritromicina granulado se toma durante las comidas o inmediatamente después. Tómese el tratamiento completo. Si lo suspende anticipadamente, puede reaparecer la infección. La duración normal de un tratamiento es de 7 a 14 días. Algunas enfermedades, como la rosácea, suelen requerir un tratamiento más largo.

Dosificación

Salvo que el médico prescriba algo distinto, la dosificación de Eritromicina en la mayoría de los casos de infección es la siguiente:

  • Adultos y niños a partir de 15 años: de 2 a 4 gramos al día en dosis repartidas.

En el caso de los niños pequeños, o para determinadas enfermedades, el médico puede recetar otra dosificación. No se aparte de la dosis prescrita; lea el prospecto antes de iniciar el tratamiento.

Efectos adversos

Puede suceder que Eritromicina provoque efectos adversos. Los síntomas posibles son, entre otros:

  • Afecciones gastrointestinales, como náuseas y vómitos, dolor estomacal, diarrea, flatulencia, estreñimiento;
  • Infecciones por hongos en la boca, la vagina u otras zonas mucosas;
  • Erupciones cutáneas.

Si experimenta estos u otros síntomas con mucha intensidad, póngase en contacto con su médico. Consulte el prospecto para obtener más información sobre los posibles efectos secundarios de este medicamento.

¿Cuándo no se debe utilizar este medicamento?

Eritromicina no es un medicamento indicado para todo el mundo. No lo utilice si:

  • Es hipersensible a la eritromicina o a algún otro antibiótico macrólido, o a alguno de los excipientes;
  • Padece alguna enfermedad hepática grave.

Eritromicina interactúa con muchos otros fármacos, por eso es importante que le indique al médico qué otros medicamentos o suplementos alimenticios está tomando. El médico le dirá qué combinaciones debe evitar. Si padece algún problema de salud, pregúntele a su médico si puede tomar Eritromicina.

Embarazo / capacidad de conducción / alcohol

Si está embarazada o tiene un hijo lactante, consulte al médico para saber si puede tomar este medicamento. En principio, Eritromicina no afecta a la capacidad de reacción. Sin embargo, evite conducir si padece mareos o somnolencia. No está contraindicado el consumo de alcohol durante el tratamiento con Eritromicina.