Menú
Para hombres testosterona rejuvenecimiento hombre nieta bosque
  • Hipertensión
  • Otros servicios

Hipertensión

Última actualización:

Nuestro cuerpo necesita oxígeno y nutrientes. Nuestro corazón se encarga de ello: bombea sangre oxigenada a las arterias para suministrar oxígeno y nutrientes a los músculos y a los órganos. Bombea unos 5 litros de sangre por minuto, mediante un movimiento de contracción y relajación. Cuando se bombea la sangre, se crea presión en los vasos sanguíneos y en las paredes, esta presión se llama presión arterial. La presión arterial alta o hipertensión no es una enfermedad en sí misma, pero debe recibir tratamiento, porque la hipertensión durante demasiado tiempo puede tener consecuencias (importantes) para la salud y provocar enfermedades cardiovasculares.

¿Quién es Dokteronline.com?

  1. Paso 1
    Tú eliges tu tratamiento
    Conoce las posibilidades y elige el mejor tratamiento para ti.
  2. Paso 2
    Lo miramos juntos
    Un médico revisa tu cuestionario médico y envía tu receta a una de las farmacias afiliadas.
  3. Paso 3
    Fácil entrega a domicilio
    Recibes tu paquete en casa de forma rápida y sencilla.
Seguir leyendo

¿Qué es la hipertensión?

La hipertensión se produce cuando la sangre bombeada por el cuerpo presiona con demasiada fuerza las paredes de los vasos sanguíneos. Esta presión se puede medir con un monitor de presión arterial. Mide dos valores, la presión sistólica y la presión diastólica, que se expresan en mmHg (milímetros de mercurio). La presión arterial sistólica es la presión sobre la pared de las arterias cuando el corazón se contrae y bombea sangre con fuerza hacia las arterias. La presión arterial diastólica es la presión cuando el corazón se relaja, lo que hace que disminuya la presión en las arterias. La hipertensión se produce cuando el valor de la presión arterial excede un cierto límite. Cuando la presión sistólica supera los 140 mmHg, hablamos de presión arterial alta o hipertensión. En una medida en casa en reposo, es 135 mmHg. Cuando el valor inferior está por encima de 90 mmHg, también hablamos de hipertensión, muchas veces el valor superior es demasiado alto. La presión arterial debe estar alta varios días y durante un período de tiempo prolongado antes de hablar de presión arterial alta o hipertensión. Los valores anteriormente mencionados se aplican a personas menores de 80 años. En personas de 80 años o más, hablamos de hipertensión cuando se mide una presión superior de 150 mmHg o 160 mmHg varias veces en reposo.

¿Cuáles son las causas de la hipertensión?

En el 90-95 % de las personas, se desconocen las causas de la hipertensión, es lo que se denomina hipertensión primaria. Posiblemente, los factores hereditarios puedan afectar, ya que la hipertensión es hereditaria. Cuando se ha podido determinar una causa, hablamos de hipertensión secundaria. Las posibles causas de la hipertensión secundaria incluyen:

  • Hábitos de estilo de vida poco saludables o comer en exceso, consumo de alcohol, tabaquismo, sobrepeso, estrés, poca actividad física;
  • Consumo excesivo de regaliz o té de regaliz;
  • Enfermedades renales o enfermedades del tracto urinario;
  • Anomalías de las arterias de los riñones;
  • Estrechamiento de la aorta, la principal arteria del cuerpo humano;
  • Diabetes (hiperglucemia);
  • Enfermedades renales en las que se producen demasiadas hormonas;
  • La edad;
  • El síndrome de apnea del sueño;
  • Menopausia asociada a aumento de peso.

¿Qué tipos de hipertensión existen?

Existen diferentes tipos de hipertensión. Por ejemplo:

  • En el 90-95 % de las personas con hipertensión, aparece la hipertensión primaria. Se desconoce cuál es la causa. Puede haber factores hereditarios. A veces se ve que en la familia hay muchos casos de hipertensión.
  • Hipertensión secundaria, donde se puede demostrar la causa.
  • La crisis hipertensiva ocurre cuando la presión arterial está muy elevada, superior a 200 sobre 120 mmHg. Se trata de una situación aguda, ya que puede producirse un daño agudo a los órganos.
  • Hipertensión del embarazo. La presión arterial debe controlarse regularmente durante el embarazo, dado que la hipertensión supone un riesgo para la salud tanto de la madre como del feto.

¿Cómo puedo reconocer la hipertensión?

La presión alta es difícil de reconocer, porque generalmente no presenta síntomas. Pueden existir ciertos síntomas, pero a menudo no se identifican. Los posibles síntomas son:

  • dolor en el pecho;
  • dolor de cabeza;
  • cansancio;
  • hemorragias nasales;
  • cambios en la visión.

La presión arterial hipertensiva a menudo tiene síntomas claros, estos son:

  • visión borrosa;
  • dolor de cabeza intenso;
  • náuseas o vómitos;
  • confusión;
  • dificultad para respirar;
  • orina roja o marrón;
  • dificultad para respirar;
  • dolor en el pecho.

¿Puedo hacer algo yo mismo contra la hipertensión?

Desde luego que puedes actuar contra la hipertensión. En primer lugar, llevando una vida saludable. Estos son algunos consejos para un estilo de vida saludable:

  • prevenir la obesidad;
  • dejar de fumar;
  • dieta sana y variada, suficientes frutas y verduras, poca sal (regaliz, té de regaliz);
  • consumo moderado de alcohol;
  • suficiente ejercicio, al menos media hora al día;
  • aprender a gestionar las tensiones y el estrés.

Aunque hayas seguido todos estos consejos, la presión arterial puede seguir siendo alta, y el médico puede recetarte medicamentos para disminuir la presión arterial. Es importante recordar que los medicamentos para bajar la presión arterial no sustituyen a un estilo de vida saludable, sino que complementan las recomendaciones de estilo de vida.

¿Qué tratamientos existen?

  • Medicamentos

Existen distintos tipos de medicamentos para tratar la presión arterial alta. La elección de un fármaco en particular dependerá del tipo de hipertensión (hipertensión primaria o secundaria). El médico tendrá en cuenta todos los datos al considerar la elección de un medicamento o una combinación de medicamentos. Para ello, se basará en:

  • el nivel de presión arterial;
  • la edad;
  • el peso;
  • el sexo;
  • la raza;
  • afecciones concomitantes (por ejemplo, diabetes, enfermedad cardíaca, problemas renales);
  • otros medicamentos utilizados;
  • efectos secundarios.

Una vez que la presión arterial se haya controlado correctamente durante un año, se podrá intentar reducir la ingesta de medicamentos. Sin embargo, no lo hagas nunca sin consultar al médico. Todos los medicamentos interactúan de diferentes formas en los diferentes sistemas de regulación. Se pueden clasificar de la siguiente manera:

Diuréticos

Los diuréticos hacen que los riñones eliminen el sodio y los líquidos a través de la orina. Como resultado, queda menos líquido en el torrente sanguíneo, lo que reduce la presión arterial. Los diuréticos se pueden dividir en:

  • Diuréticos de acción débil; a menudo se recetan para la presión arterial alta.
  • Diuréticos de acción fuerte, tienen un efecto rápido y potente. Se prescriben cuando el cuerpo retiene repentinamente una gran cantidad de líquido. Una vez que se ha drenado el líquido, ya no son necesarios estos medicamentos tan potentes. Normalmente, solo se prescriben durante un breve período de tiempo.

Efectos secundarios de los diuréticos:

  • dolor o debilidad muscular en muslos y brazos;
  • fatiga (severa);
  • palpitaciones;
  • dolor abdominal severo.

Si tienes efectos secundarios al usar un medicamento de este grupo, consulta a un médico. En el caso de una deficiencia de potasio, el médico podrá recetar medicamentos preservadores de potasio.

  • Los diuréticos preservadores de potasio se recetan cuando el potasio es demasiado bajo. A menudo se prescriben en combinación con otro agente reductor de la presión arterial porque no tienen un efecto muy potente. También se pueden recetar en caso de insuficiencia cardíaca, para mejorar la potencia de bombeo del corazón.

Betabloqueantes

Los betabloqueantes reducen la frecuencia cardíaca, de forma que el corazón bombea más lentamente y los vasos sanguíneos se dilatan. Esto disminuye la presión arterial. Si tienes asma o EPOC (enfermedad pulmonar crónica), los betabloqueantes están menos indicados, porque pueden desencadenar un ataque de asma.

Efectos secundarios de los betabloqueantes:

  • mareos;
  • molestias gastrointestinales (náuseas, vómitos, diarrea o estreñimiento);
  • sudoración;
  • manos y pies fríos;
  • cansancio.

Al iniciar el tratamiento, frecuentemente aparecen muchos efectos secundarios; el cuerpo todavía tiene que acostumbrarse a la frecuencia cardíaca y la presión arterial más bajas. También puede producirse hipersensibilidad a los betabloqueantes. Esto se manifiesta en erupciones cutáneas, picazón y urticaria. La hipersensibilidad puede ocurrir en un grado leve, pero también en un grado grave, con dificultades para respirar e hinchazón facial. En tal caso, consulta a un médico de inmediato. Los betabloqueantes pueden afectar a tu rendimiento deportivo. Consulta con un médico qué deportes no debes practicar. Pide consejo si quieres hacer ejercicio de forma intensiva.

Inhibidores de RAS: Inhibidores de la ECA y bloqueadores de la angiotensina II

Los inhibidores de RAS dilatan los vasos sanguíneos para que la sangre fluya mejor, lo que reduce la presión arterial. También afectan a la excreción de sodio en la orina. Esto también ayuda a reducir la presión arterial.

Efectos secundarios de los inhibidores de RAS:

  • presión arterial baja al estar de pie;
  • disminución de la función renal;
  • aumento de potasio en la sangre;
  • tos irritativa (los medicamentos para la tos no ayudan);
  • reacciones alérgicas de la piel, picazón, manchas;
  • alteraciones del gusto;
  • angioedema, poco frecuente pero muy grave (suele aparecer al inicio del tratamiento), hinchazón de la cara, labios y lengua. Si alguna vez ha tenido alguno de estos síntomas, no debe usar inhibidores de RAS.

Bloqueador de calcio

Los bloqueadores de calcio disminuyen la tensión en los músculos alrededor de los vasos sanguíneos, lo que hace que los vasos sanguíneos se relajen y se dilaten. Esto permite que la sangre fluya mejor, lo que reduce la presión arterial. Los bloqueadores de calcio solo se recetan si otros medicamentos para bajar la presión arterial no son efectivos o no pueden usarse.

Efectos secundarios de los bloqueadores de calcio:

  • dolor de cabeza;
  • enrojecimiento;
  • pies y tobillos hinchados;
  • insuficiencia cardíaca o empeoramiento de la misma;
  • mareos o aturdimiento;
  • problemas gastrointestinales.

Alfabloqueantes

Los alfabloqueantes dilatan los vasos sanguíneos, la sangre puede fluir mejor y la presión arterial se reduce. A menudo se utilizan en combinación con otros agentes reductores de la presión arterial. Los alfabloqueantes no son medicamentos de primera línea debido a efectos secundarios, como mareos. Solo se recetan si los restantes medicamentos para la presión arterial alta no funcionan o si su uso está desaconsejado. Los alfabloqueantes se utilizan a menudo en combinación con otros agentes reductores de la presión arterial.

Efectos secundarios de los alfabloqueantes (especialmente en las primeras semanas):

  • debilidad;
  • trastornos de la eyaculación;
  • dolor de cabeza;
  • mareos;
  • aumento de peso;
  • somnolencia leve;
  • presión arterial baja al estar de pie;
  • inflamación de la mucosa nasal.

Un efecto secundario positivo es que los alfabloqueantes pueden reducir el LDL (conocido como colesterol malo).

Ketanserina

La ketanserina dilata los vasos sanguíneos. La sangre puede fluir mejor a través de los vasos sanguíneos, y la presión arterial se reduce. La ketanserina solo se prescribe si los restantes medicamentos para la presión arterial alta no funcionan o si su uso está desaconsejado. La ketanserina se puede recetar en combinación con otros agentes.

Efectos secundarios de la ketanserina:

  • mareos (frecuentes);
  • dolor de cabeza;
  • alteraciones de la conciencia;
  • trastornos del sueño, somnolencia, fatiga;
  • trastornos oculares;
  • trastornos gastrointestinales, dolor abdominal;
  • sequedad de las mucosas, boca seca;
  • aumento de peso;
  • apatía;
  • perdida de concentración;
  • disminución de los niveles de calcio y colesterol, aumento del nivel de creatinina.

Vasodilatadores

Los vasodilatadores garantizan la dilatación de los vasos sanguíneos, porque tienen un efecto relajante directo sobre la pared del vaso. La sangre puede fluir mejor y la presión arterial baja. Siempre se prescriben en combinación con diuréticos y betabloqueantes, para mitigar ciertos efectos secundarios de los vasodilatadores.

Efectos secundarios de los vasodilatadores:

  • aturdimiento;
  • mareos;
  • dolor de cabeza;
  • enrojecimiento;
  • fiebre del heno;
  • gripe;
  • asma.

Agentes reductores de la presión arterial de acción central

La presión arterial alta puede ser causada por el cerebro, que envía a los vasos sanguíneos una señal para que se estrechen. Los vasos sanguíneos que son demasiado estrechos causan presión arterial alta. Los agentes antihipertensivos de acción central previenen esta señal, por lo que no se produce el aumento de la presión arterial.

La metildopa también es un agente antihipertensivo de acción central, y generalmente solo se prescribe a mujeres embarazadas con presión arterial alta, ya que se ha demostrado que es seguro para el feto.

Efectos secundarios de los agentes reductores de la presión arterial de acción central:

  • aturdimiento, somnolencia y mareo

No conduzcas un automóvil durante los primeros días. Después de unos días, el efecto suele desaparecer, y podrás volver a conducir.

  • náuseas;
  • diarrea;
  • dolor de espalda;
  • problemas de sueño y depresión.

Aliskiren 

Aliskiren reduce la acción de la renina. La propia sustancia del cuerpo puede contraer los vasos sanguíneos y elevar la presión arterial. Al inhibir la acción de la renina, los vasos sanguíneos no se contraen y la sangre puede fluir mejor. Esto disminuye la presión arterial.

Los efectos secundarios de Aliskiren incluyen:

  • dolor de cabeza;
  • síntomas parecidos al resfriado;
  • diarrea;
  • raramente: hinchazón aguda de los tejidos (cara y garganta).

Este medicamento no se recomienda durante el embarazo y la lactancia.

  • Cambios en el estilo de vida

Los cambios en el estilo de vida son a menudo indispensables en caso de presión arterial alta, si es necesario, en combinación con medicamentos para bajar la presión arterial. Deja de fumar, existe un vínculo claro entre el tabaco y la hipertensión. Soluciona tu exceso de peso. Come sano y variado. Una dieta rica en fibra. Utiliza grasas poliinsaturadas. Consume de 150 a 200 gramos de verduras al día y 2 piezas de fruta. Reduce el uso de azúcar (refrescos, dulces, galletas, etc.). Come pescados grasos, como salmón, atún, arenque, sardinas, caballa y trucha, dos veces por semana. Modera la sal en las comidas, pero también el regaliz y el té de regaliz. No bebas demasiado alcohol, los hombres como máximo 2 vasos y las mujeres como máximo 1 vaso por día. Haz mucho ejercicio, por ejemplo, caminar, andar en bicicleta, trabajar en el jardín durante media hora… Duerme lo suficiente. Intenta reducir el estrés.

Riesgos y efectos secundarios adicionales

La hipertensión no tratada tiene varios riesgos, como daños a las arterias, al corazón, cerebro, riñones y ojos. Puede desarrollarse disfunción sexual. En los hombres, en forma de disfunción eréctil. En las mujeres, en forma de disminución del deseo o de excitación sexual. Esto puede provocar problemas en las relaciones. Puede provocar fatiga, falta de sueño y malestar.

De hecho, con la presión arterial alta, existe un círculo vicioso; una presión arterial demasiado alta puede estrechar las arterias, lo que hace que el corazón bombee con más fuerza, lo que genera una presión arterial aún más alta, lo que a su vez daña los vasos sanguíneos y puede provocar enfermedades cardiovasculares, lo que a su vez produce presión arterial alta.

¿Cómo puedo prevenir la hipertensión?

No siempre se puede prevenir la hipertensión arterial. Sin embargo, si quieres prevenir la hipertensión arterial, es esencial un estilo de vida saludable. Esto significa una alimentación saludable, suficiente sueño, suficiente ejercicio y relajación.

Sources

¿Qué es la presión arterial? (sin año). Consultado el 21/12/2018 en https://www.hartstichting.nl/risicofactoren/gids-bloeddruk

¿Qué es la hipertensión? (sin año). Consultado el 21/12/2018 en https://www.thuisarts.nl/hoge-bloeddruk/wat-is-hoge-bloeddruk

Medicamentos para la hipertensión arterial. (sin año). Consultado el 21/12/2018 en https://www.thuisarts.nl/hoge-bloeddruk

Medicamentos a medida/medicinas para reducir la presión arterial. (sin año). Consultado el 21/12/2018 en https://www.thuisarts.nl/hoge-bloeddruk/ik-word-behandeld-voor-hoge-bloeddruk#medicijnen-tegen-hoge-bloeddruk

Hipertensión y daño renal. (sin año). Consultado el 21/12/2018 en https://www.nierstichting.nl/over-nieren/oorzaken-nierschade/hoge-bloeddruk/?gclid=Cj0KCQiAgf3gBRDtARIsABgdL3kUhELdBGRohZeE6S-mCmlMlysiWz1Ez0p8ljgdiZnqKsZLC18__lwaAqdGEALw_wcB

Vida sana. (sin año). Consultado el 21/12/2018 en https://www.hartstichting.nl/gezond-leven?gclid=Cj0KCQiAgf3gBRDtARIsABgdL3kSM9pnocpR9pH5ZFS5k52OH4IX7dE4lsBLcSO5k1cjpPfU-H4q5toaAhsjEALw_wcB

Betabloqueantes. (sin año). Consultado el 21/12/2018 en https://www.farmacotherapeutischkompas.nl/bladeren/groepsteksten/betablokkers__systemisch

Inhibidores de ACE. (sin año). Consultado el 21/12/2018 en https://www.farmacotherapeutischkompas.nl/bladeren/groepsteksten/ace_remmers

Bloqueadores de calcio. (sin año). Consultado el 21/12/2018 en https://www.hartstichting.nl/hart-en-vaatziekten/behandelingen/medicijnen/calciumblokkers?gclid=CjwKCAiAx4fhBRB6EiwA3cV4KuuAIoz8RyUvg1OgeG9_QRSSV5yEGUPJqpevq-3ljdmwg51RKYT5yxoCLg4QAvD_BwE

Alfabloqueantes. (sin año). Consultado el 21/12/2018 en https://www.farmacotherapeutischkompas.nl/bladeren/groepsteksten/alfablokkers

Ketanserina. (sin año). Consultado el 21/12/2018 en https://www.farmacotherapeutischkompas.nl/bladeren/preparaatteksten/k/ketanserine

Vasodilatadores. (sin año). Consultado el 21/12/2018 en https://consumed.nl/medicijnen/groepen/vaatverwijdende-middelen-vasodilatantia

Metildopa. (sin año). Consultado el 21/12/2018 en https://www.farmacotherapeutischkompas.nl/bladeren/preparaatteksten/m/methyldopa

Aliskiren. (sin año). Consultado el 21/12/2018 en https://www.farmacotherapeutischkompas.nl/bladeren/preparaatteksten/a/aliskiren

Volver arriba