Directly go to the content
Problemas de salud debido a la obesidad (grave)
  • Adelgazar

Problemas de salud debido a la obesidad (grave)

¿Sufres de hipertensión? ¿Cálculos biliares, molestias en la espalda y las articulaciones? ¿Tienes problemas de colesterol alto?  ¿Sufres constantemente de problemas respiratorios? Si la respuesta es si, es muy probable que el sobrepeso severo sea la causa de ello. Puede que hayas hecho grandes esfuerzos para alcanzar tu peso ideal. Sin embargo, todavía hay pocos cuidados y atención para la obesidad. Lee aquí las otras posibilidades que existen.

¿Cuándo se considera que alguien tiene obesidad?

Se entiende por sobrepeso u obesidad cuando el IMC (Índice de Masa Corporal) es superior a 25. Cuando dicho valor alcanza los 30, hablamos de obesidad. El IMC es un cálculo que deriva de la relación entre tu estatura y tu peso. Pero este dato no indica información sobre el estado completo de tu cuerpo, solo hace referencia a la cantidad de masa corporal. Inclusive las personas que entrenan y tiene musculatura, también almacenan grasa (aunque no la podamos ver de forma notable). La circunferencia de la cintura es un indicador de relevancia a la hora de estimar la obesidad y sus riesgos asociados. Al medir la circunferencia de esta podemos obtener una idea sobre la cantidad estimada de grasa acumulada en la zona abdominal. Lo que nos ayudara a tomar medidas preventivas para evitar cualquier riesgo potencial contra nuestra salud.

Los efectos de la obesidad

A menudo es difícil precisar de forma correcta la razón de la obesidad. Muchas veces no hay un solo motivo. Sufrir de sobrepeso no solo implica problemas para la salud, sino que también conlleva a que las personas experimenten una menor calidad de vida. Actividades cotidianas como pasear con la pareja o los amigos, jugar con los niños o pasear a las mascotas, resultan problemáticas. El sobrepeso afecta de forma emocional, derivando en problemas de confianza y autoestima. Los problemas psicológicos causados por la obesidad son muy importantes.

Más vale prevenir que curar

Un viejo dicho, pero no por ello menos aplicable en estos tiempos. La obesidad es mejor prevenirla que tratar de curarla luego. A corto plazo, se puede lograr tratar de forma positiva el sobrepeso. El problema en muchos casos es que las personas vuelven a cometer los mismos errores. Repetir el patrón que los llevó a sufrir de obesidad.

Perder peso con obesidad: su dieta

¿Quieres comer menos o mejorar tu dieta y no sabes cómo hacerlo? Este problema es el factor común entre mucha gente que desea perder peso. El no saber que hacer o cómo hacerlo. Si tienes más de 20 kilos de sobrepeso y tienes un problema alimenticio, quizá estés lidiando con una alimentación emocional. Esto no es algo que se solucione de la noche a la mañana. Se necesita disciplina, mejorar el patrón alimenticio y comprometerse a cambiar favorablemente los factores que influyen en nuestro problema.

En muchos casos, la obesidad viene acompañada por problemas de baja autoestima y poca confianza en nosotros mismos. Muchas veces pensamos que nuestra alimentación es saludable, pero la realidad es que no. Es necesario saber comer. Por ejemplo, los zumos de frutas pueden parecer saludables. En realidad, contienen casi tanta azúcar como los refrescos de cola. Es de vital importancia que sepamos que es saludable y que no. Es recomendable, comer 3 onzas de verduras y al menos 2 piezas de fruta por día. Lo ideal es consultar siempre en primer lugar a un médico para que te explique las posibles causas psicológicas detrás de tu comportamiento y te oriente en cómo debes ajustar tu dieta.

Ejercicio con exceso de peso

El ejercicio físico es de suma importancia a la hora de mantener un peso saludable y estar en buena condición física. Se recomienda al menos 30 minutos diarios de actividad física durante 5 días a la semana. Realiza actividades físicas que requieran esfuerzo moderado. En el caso de niños, con realizar 1 actividad física intensa al día es suficiente. El ejercicio no solo es saludable para el bienestar físico, sino que también ayuda a una mente sana. El ejercitar ayuda a distraer la mente, alejando los pensamientos negativos y las preocupaciones diarias. A su vez, incrementa nuestra autoestima y nos ayuda a formar una imagen más positiva de nosotros mismos. El ejercicio ayuda también a reducir la ansiedad y la depresión. La actividad física mejora nuestro estado de ánimo. Razones suficientes para volver a entrenar ¿No crees?

Cambiar el comportamiento

Además de una buena dieta y las rutinas de ejercicio, tu comportamiento es el elemento esencial a la hora de abordar la obesidad. ¿Que puedes hacer para mejorarlo? Aquí unos consejos:

  •  Leer las etiquetas de los alimentos y bebidas que compras: En ellas indican toda la información relacionada a la composición (Azúcares, grasas, sal, proteínas, calorías, entre otras.)
  • Haz una lista de compras con antelación: Cíñete a ella o haz la compra semanal. Ya que si realizas las compras diarias puede que caigas en las tentaciones de comprar cosas innecesarias (Ya sea que vengas cansado del trabajo o estudiar). Planifica todo con antelación y compra solo eso.
  • Establece una rutina de comidas: Ya sea para ti o para todos en casa, de modo que comas y entrenes en un horario fijo. Esto puedes realizarlo con ayuda de tu médico.
  • Descansar: Debes dormir lo suficiente. Es de suma importancia dormir entre 7 y 9 horas.

Perder peso de forma segura y responsable

Si sufres de sobrepeso y deseas perder esos kilos de más, es importante que busques resultados permanentes. El proceso de pérdida de peso en muchos casos es difícil de asumir en solitario. Un pequeño empujón en la dirección correcta puede hacer la diferencia:

  • Informa a tu familia y amigos para que te apoyen.
  • Intenta comer en menor proporción y haz más ejercicios. De este modo tu cuerpo utilizará más energía de la que consume. La mayor fuente de calorías viene de las grasas, las proteínas, los hidratos de carbono y el alcohol. Las grasas dan sensación de saciedad. Los hidratos de carbono son fuente de energía.
  • Es mejor tomar fibra dietética, ya que proporcionan sensación de saciedad y contienen menos calorías. Opta por los productos integrales (Pan, pasta, arroz, etc).
  • Motivación y disciplina son principales en cualquier cambio a nuestro cuerpo. Marca objetivos realistas y no los hagas demasiado grandes a la primera. Establece metas manejables y celebra cada logro. Esto te mantendrá motivado.
  • Un dietista puede ayudarte a la hora de superar problemas con alcanzar el peso saludable. Puede ayudarte a adoptar una dieta y un estilo de vida saludable.

Perder peso con medicamentos

La medicación puede ayudar a conseguir el peso ideal, ya que reduce la sensación de hambre, esto facilita una mejora en el estilo de vida. La medicación es un complemento de la dieta y el ejercicio. Algunos medicamentos que pueden ayudarte son Mysimba, Orlistat or Saxenda. Mysimba es un medicamento para servir de apoyo al entrenamiento y a una dieta restringida en calorías. Se utiliza en adultos con sobrepeso para que puedan controlar su peso. El medicamento actúa en el cerebro y regula la ingesta de alimentos y el consumo de energía. El Orlistat es un medicamento que ataca directamente a la obesidad. Influye sobre el sistema digestivo, evitando que se digiera aproximadamente un tercio de la grasa de los alimentos que se ingieren. Saxenda actúa sobre los receptores del cerebro que regulan el apetito y te hace sentirte satisfecho y con menos hambre.

¿Necesitas ayuda para perder peso? Por favor reserva una consulta en Dokteronline.com.

Sobre Dokteronline.com

Dokteronline.com es una plataforma que pone en contacto a los pacientes con los médicos y las farmacias, lo que permite un tratamiento y una atención específicos. Dokteronline.com cree en la autogestión responsable de las enfermedades tratables.

¿Necesitas ayuda para perder peso?