Menú

Fluconazol

Fluconazol es un medicamento antifúngico. El ingrediente activo, fluconazol, mata los hongos o levaduras que causan la infección, debilitando la pared celular. Fluconazol comprimidos es un medicamento que requiere receta.

¿Para qué se usa Fluconazol comprimidos?

El Fluconazol se utiliza para tratar diferentes tipos de infecciones micóticas y por levaduras internas y externas, incluyendo candidiasis vaginal (infección por candida albicans), infecciones micóticas de las paredes de la boca (candidiasis oral), garganta, esófago, intestinos y otras infecciones micóticas o por levaduras internas. La candidiasis vaginal se caracteriza por un aumento de secreción vaginal blanca, a menudo acompañada de picor y/o irritación vaginal o en los labios vaginales. Fluconazol comprimidos es un medicamento de acción rápida que se absorbe en el torrente sanguíneo, curando la infección desde adentro hacia afuera. En la mayoría de los casos, los síntomas mejorarán en un plazo de dos días desde la ingesta.

Cómo usar Fluconazol comprimidos

Los comprimidos de Fluconazol se deben ingerir enteros con abundante líquido. También puedes romper los comprimidos y disolverlos en compota de manzana o en pudín si, por ejemplo, tienes problemas para tragar. Fluconazol se puede ingerir con o sin comida. Sin embargo, es importante que tomes los comprimidos a la misma hora cada día. Si estás siguiendo un tratamiento, asegúrate de completarlo sin interrupciones. Si tus síntomas no han remitido tras siete días, consulta con tu médico.

Dosificación

A menos que tu médico le indique lo contrario, la dosis habitual para una infección micótica vaginal es:

  • Mujeres mayores de 18 años: un comprimido de 150 mg.

Otras infecciones pueden requerir una dosificación diferente. Lee el prospecto antes de usarlo.

Efectos secundarios

Como todos los medicamentos, Fluconazol puede provocar efectos secundarios. A continuación, se describen algunos de los efectos secundarios asociados a este medicamento:

  • Cefalea;
  • Síntomas gastrointestinales (náuseas, vómitos, dolor de estómago, diarrea);
  • Mareo;
  • Sarpullidos por reacciones alérgicas (posiblemente con manchas rojas o enrojecimiento).

Para obtener una lista completa de los efectos secundarios, véase el prospecto. Consulta con un médico si los efectos secundarios son graves o persistentes.

Cuándo no usar Fluconazol comprimidos

Fluconazol comprimidos no es adecuado para todo el mundo. No uses este medicamento antimicótico si:

  • Tienes alergia al fluconazol o a otro medicamento antifúngico azol (p. ej. miconazol o itraconazol);
  • Tienes alergia a cualquiera de los ingredientes de las cápsulas de Fluconazol;
  • Estás embarazada;
  • Si estás tomando terfenadina o cisaprida.

Consulta con tu médico el uso de Fluconazol si tienes problemas de salud. Asegúrate de informar al médico sobre cualquier medicamento que estés tomando. Fluconazol interactúa con otros medicamentos, incluyendo algunos soporíferos, medicamentos antiepilépticos y bloqueadores de calcio. El médico tendrá una lista con los medicamentos que no deberá mezclar.

Embarazo/capacidad para conducir/alcohol

Fluconazol no es adecuado para su uso durante el embarazo. Consulta con un médico antes de usar este fármaco si estás en periodo de lactancia.

En principio, Fluconazol no afecta a tu tiempo de reacción. Puede causar somnolencia en raras ocasiones. Si experimentas este efecto secundario, no conduzcas.

Fluconazol no interactúa con el alcohol ni con la comida.

Volver arriba