Metronidazol

El metronidazol combate determinadas bacterias y algunos organismos unicelulares (parásitos y amebas). El principio activo, metronidazol, mata esos patógenos y hace desaparecer los síntomas que producen. El metronidazol se utiliza para combatir infecciones muy diversas, y solo se vende con receta. Metronidazol Comprimidos 200 mg, 400 mg y 500 mg Precio con consulta médica incluida.

¿Qué es el metronidazol?

El metronidazol combate determinadas bacterias y algunos organismos unicelulares (parásitos y amebas). El principio activo, metronidazol, mata esos patógenos y hace desaparecer los síntomas que producen. El metronidazol se utiliza para combatir infecciones muy diversas, y solo se vende con receta.

¿Para qué se utiliza este medicamento?

El metronidazol se receta como tratamiento contra diversas infecciones, por ejemplo:

  • Tricomoniasis, una enfermedad de transmisión sexual asociada a un aumento del flujo vaginal, dolor al orinar, picor en la zona vaginal y, en el caso de los hombres, a veces inflamación de la uretra;
  • Giardiasis, una enfermedad intestinal provocada por un parásito. Sus síntomas son dolor abdominal y diarrea. La giardiasis afecta sobre todo a los niños;
  • Vaginosis bacteriana, una enfermedad bacteriana que se manifiesta con molestias en la vagina, como picor y aumento del flujo;
  • Infecciones cutáneas bacterianas con heridas abiertas y malolientes;
  • Úlcera gastroduodenal, generalmente combinado con otros medicamentos. El metronidazol mata la bacteria Helicobacter pylori, causante de las úlceras estomacales e intestinales.

¿Cómo se administra el metronidazol?

El tratamiento con metronidazol puede durar de un día a un máximo de 10 días. No lo interrumpas nunca antes de tiempo. Si lo suspendes anticipadamente, la infección puede reproducirse. El comprimido se traga sin masticar, ayudándote con abundante líquido. Toma metronidazol preferentemente durante las comidas o inmediatamente después, para reducir el riesgo de padecer molestias gastrointestinales. Advertencia: en caso de infección de transmisión sexual, como las producidas por Trichomonas o Gardnerella vaginalis, los dos miembros de la pareja deberán seguir el tratamiento para evitar reinfecciones.

Dosificación

El metronidazol está disponible en comprimidos de 200 mg, 400 mg y 500 mg. El médico establecerá qué dosis tienes que tomar y durante cuánto tiempo. Salvo que el médico te prescriba otra dosificación, la habitual en caso de tricomoniasis es la siguiente:

  • Adultos: 1 comprimido de 500 mg dos veces al día, durante 6 días.

Otras enfermedades requieren una dosificación diferente. No utilices este medicamento durante más de 10 días consecutivos sin consultar al médico. Lee el prospecto antes de utilizar este medicamento.

Efectos adversos

Como sucede con otros medicamentos, el tratamiento con metronidazol puede producir efectos adversos, entre ellos: Molestias gastrointestinales (como náuseas, diarrea, dolor abdominal, disminución del apetito);

  • Sabor metálico en la boca;
  • Llagas bucales;
  • Lengua pastosa o descolorida.

Si sufres reacciones adversas muy fuertes, consulta al médico. Lee el prospecto para obtener más información sobre los efectos adversos.

¿Cuándo no se debe utilizar este medicamento?

El metronidazol no es un medicamento indicado para todas las personas. No lo utilices si:

  • Eres hipersensible al metronidazol o a alguno de los excipientes;
  • Presentas alguna alteración en el hemograma;
  • Padeces alguna enfermedad neurológica.

Consulta al médico si tiene otros problemas de salud, o si estás tomando otra medicación. El médico te indicará si puede tomar metronidazol sin riesgo.

Embarazo / capacidad de conducción / alcohol

No utilices metronidazol durante el embarazo o la lactancia salvo que te lo recomiende tu médico.

Este medicamento no afecta a la capacidad de conducción.

El metronidazol puede provocar efectos secundarios graves si se combina con alcohol. Abstente de tomar bebidas alcohólicas mientras dure el tratamiento.

Volver arriba