Menú

Propranol

Propranolol es un medicamento que pertenece a un grupo de fármacos denominados betabloqueantes. Los betabloqueantes suelen utilizarse para el tratamiento de la hipertensión arterial, los temblores, los ataques de ansiedad y el ritmo cardiaco irregular. Como betabloqueante no selectivo, Propranolol puede ayudar a reducir la presión arterial y a ralentizar el corazón. Además, este medicamento puede reducir la necesidad de oxígeno del corazón, facilitando su funcionamiento normal.  

Propranolol es un fármaco betabloqueante no selectivo diseñado para reducir la presión arterial y ralentizar el ritmo cardiaco. Este fármaco permite al corazón bombear con más facilidad, lo que puede reducir el riesgo de sufrir accidentes cerebrovasculares o ataques cardiacos, entre otros. Propranolol también puede ser de utilidad en el tratamiento de la ansiedad o los ataques de pánico.  

¿Qué es Propranolol? 

Propranolol es un medicamento que pertenece a un grupo de fármacos denominados betabloqueantes. Los betabloqueantes suelen utilizarse para el tratamiento de la hipertensión arterial, los temblores, los ataques de ansiedad y el ritmo cardiaco irregular. Como betabloqueante no selectivo, Propranolol puede ayudar a reducir la presión arterial y a ralentizar el corazón. Además, este medicamento puede reducir la necesidad de oxígeno del corazón, facilitando su funcionamiento normal.  

Propranolol se receta a veces tras un infarto para mejorar las posibilidades de supervivencia de una persona, y también puede utilizarse para reducir el dolor y la angina de pecho. Reducir la presión arterial alta con Propranolol puede ayudar a prevenir problemas graves como ataques al corazón, accidentes cerebrovasculares y afecciones renales.  

¿Cuándo se utiliza Propranolol? 

Propranolol es un medicamento betabloqueante que puede utilizarse para tratar una serie de enfermedades. Actúa modificando el funcionamiento de los vasos sanguíneos y del corazón. Con Propranolol, es posible reducir y ralentizar la actividad del corazón deteniendo los mensajes que envían determinados nervios al sistema cardiaco. Propranolol bloquea los pequeños receptores del organismo que reciben los mensajes del corazón. Cuando tome Propranolol, su corazón latirá con menos fuerza y más lentamente, permitiendo que se reduzca la presión en sus vasos sanguíneos.  

Como el uso de Propranolol también permite que el corazón utilice menos energía para bombear la sangre por el organismo, puede reducir asimismo la sensación de dolor causada por afecciones como la angina de pecho. Propranolol también puede ser un medicamento de utilidad para las personas que han sufrido un infarto, ya que permite al corazón trabajar bajo una menor presión.  

Propranolol se utiliza también en el tratamiento de otras afecciones, como la ansiedad. Este fármaco puede detener síntomas como un ritmo cardiaco acelerado y temblores incontrolables en personas que sufren un ataque de pánico. Además, Propranolol puede utilizarse para el tratamiento de las migrañas y los dolores de cabeza.  

¿Cómo tomar Propranolol? 

Antes de tomar cualquier medicamento nuevo, es importante asegurarse de que se sabe cómo utilizarlo de forma segura y correcta. Preste atención a las instrucciones que le dé su médico sobre cómo tomar Propranolol y asegúrese de leer también las instrucciones del prospecto. Si tiene alguna duda a la hora de tomar este medicamento, asegúrese de planteársela a su médico o farmacéutico.  

Los comprimidos de Propranolol deben tomarse a la misma hora cada día para que surta el mejor efecto. Por lo general, deberá tomar este medicamento en dosis divididas a lo largo del día. Puede tomar Propranolol dos o tres veces en total a lo largo del día. Propranolol debe tragarse con un vaso de agua; no abra ni mastique las cápsulas o los comprimidos.  

Propranolol puede tomarse con o sin alimentos, y está disponible tanto en forma de comprimido como de solución oral. Si está tomando el comprimido, puede tomarlo con agua de la manera habitual siguiendo las instrucciones de su médico. Si está utilizando la solución oral, asegúrese de utilizar la jeringa dosificadora que se suministra con el medicamento para garantizar que recibe la cantidad correcta.  

¿Qué dosis se administran? 

Propranolol está disponible en diferentes concentraciones. A la mayoría de las personas se les receta una cantidad de entre 10 mg y 40 mg repartida a lo largo del día. Su médico le indicará la dosis que debe tomar en función de su estado y su historial. Propranolol deberá tomarse regularmente y a la misma hora todos los días para obtener los mejores resultados.  

Tomar su dosis de Propranolol a la misma hora cada día le ayudará a acordarse de tomarla. También puede programar una alarma que le recuerde tomar su medicación de forma constante. No tome más Propranolol del que le haya recetado su médico, ya que esto puede aumentar el riesgo de sufrir efectos secundarios peligrosos y puede provocar una sobredosis.  

Si se olvida de tomar una dosis de Propranolol a su hora, tome el comprimido tan pronto como lo recuerde, a menos que ya deba tomar la siguiente dosis. Si le toca otra dosis, simplemente tómese el comprimido como de costumbre y olvídese del que se ha saltado. No tome varias dosis de Propranolol juntas para compensar el olvido de un comprimido.  

¿Qué efectos secundarios tiene Propranolol? 

Muchas personas toleran bien Propranolol sin experimentar ningún efecto secundario, pero es posible que usted pueda sufrir una reacción adversa a este medicamento. Es habitual sentir cansancio, mareos y vértigos mientras el organismo se está acostumbrando a este medicamento. Además, puede notar dolor de estómago, náuseas o problemas para dormir cuando tome el medicamento por primera vez. Informe a su médico si estos efectos secundarios empeoran.  

En algunos casos, Propranolol puede reducir el flujo sanguíneo a los pies y las manos, haciendo que se sientan fríos. Fumar puede empeorar este efecto secundario. Debe informar a su médico inmediatamente si nota algún efecto secundario poco probable pero grave de Propranolol, como cambios en el estado de ánimo, entumecimiento u hormigueo en los dedos de las manos o de los pies, en los brazos o en las piernas, o un empeoramiento de los síntomas de la insuficiencia cardiaca, como hinchazón de los tobillos o dificultad para respirar. Hable con su médico si experimenta un aumento de peso repentino, un ritmo cardiaco lento, deseo sexual disminuido, desmayos, aumento de la orina o de la sed.  

Hable con su médico inmediatamente si observa una fácil aparición de hematomas o hemorragias, o indicios de que puede estar sufriendo una infección. Una reacción alérgica muy grave al Propranolol es poco frecuente, pero si nota una erupción, picor o hinchazón alrededor de la cara o la garganta, póngase en contacto con los servicios sanitarios de emergencias inmediatamente.  

¿Cuándo no debe utilizar Propranolol? 

Su médico deberá realizarle una evaluación médica completa antes de administrarle Propranolol para asegurarse de que este medicamento es seguro para usted. Aunque muchos pacientes responden bien al Propranolol para una serie de afecciones, este medicamento no es adecuado para todo el mundo. Por ejemplo, no es conveniente tomar Propranolol si ha experimentado alguna vez una reacción adversa a otros betabloqueantes, o si tiene alguna alergia que pueda verse afectada por este medicamento.  

En algunos casos, Propranolol puede incluir ingredientes activos e inactivos que causan reacciones alérgicas, por lo que hay que leer cuidadosamente los ingredientes. Antes de usar Propranolol, informe a su médico sobre su historial médico completo, llamando la atención sobre cualquier problema respiratorio como asma o EPOC, o problemas de insuficiencia cardiaca o ritmo cardiaco. También debe asegurarse de que su médico esté al tanto de cualquier indicio de tiroides hiperactiva, enfermedad hepática o renal en su historial.  

Propranolol puede no ser adecuado para usted si tiene problemas de circulación sanguínea, determinados tipos de tumor o trastornos del estado de ánimo como depresión. Además, evite Propranolol si tiene una enfermedad nerviosa o muscular.  

En algunos casos, para las personas con diabetes, este producto podría enmascarar las palpitaciones o el ritmo cardiaco acelerado que se suelen sentir cuando el nivel de azúcar en sangre desciende a un nivel inferior al normal. Otros síntomas de bajada de azúcar como la sudoración y los mareos no se verán afectados por este medicamento. Propranolol puede dificultar el control del azúcar en la sangre, por lo que es importante que informe a su médico inmediatamente si experimenta síntomas de hipertensión arterial, como niveles más altos de orina o sed. Es posible que tenga que ajustar su forma de controlar la diabetes.  

En algunas personas, Propranolol puede causar mareos o problemas de equilibrio. El alcohol y otras sustancias pueden empeorar este efecto. No utilice el coche si no se siente seguro conduciendo después de tomar Propranolol.  

¿Interactúa Propranolol con otros medicamentos? 

Los medicamentos como Propranolol pueden interactuar en algunas ocasiones con otros fármacos y hacer que actúen de forma diferente, o que tengan efectos secundarios distintos. Es importante que informe a su médico sobre cualquier medicamento que ya esté tomando antes de usar Propranolol. Esto incluye cualquier medicamento que haya comprado sin receta, de venta libre o cualquier suplemento o remedio a base de plantas que esté tomando. 

Los alfabloqueantes como la prazosina, los anticolinérgicos, el hidróxido de aluminio, la clorpromazina y los medicamentos que afectan al funcionamiento de las enzimas hepáticas pueden verse afectados negativamente por Propranolol. Además, no debe tomar Propranolol con ciertos medicamentos para la depresión, como la fluoxetina, la hierba de San Juan y la paroxetina. No utilice Propranolol con inhibidores de la proteasa del VIH y medicamentos para el tratamiento de la hipertensión arterial como la clonidina. Como se ha mencionado, se utiliza con precaución con la medicación para la diabetes y con otros medicamentos que pueden afectar a la presión arterial. Algunos productos pueden tener sustancias que aumentan la presión arterial o el ritmo cardiaco. Informe a su médico de lo que esté tomando para asegurarse de que Propranolol es seguro para usted.  

En algunos casos, Propranolol puede afectar a los resultados de algunas pruebas de laboratorio, incluidas las pruebas de esfuerzo para el sistema cardiovascular y las pruebas de detección de glaucoma. Asegúrese de que sus médicos de laboratorio sepan que está tomando Propranolol.  

¿Dónde puede comprar Propranolol? 

Propranolol está disponible en varias farmacias de alta calidad y reguladas. 

¿Se puede adquirir Propranolol sin receta?  

Propranolol no está disponible sin receta médica, ya que puede ser peligroso para algunas personas. Deberá consultar a un médico antes de poder obtener este medicamento.  

Fuentes 

BNF Nice online, 2019. Clorhidrato de Propranolol. Consultado el 14 de noviembre de 2019. Disponible en https://bnf.nice.org.uk/drug/propranolol-hydrochloride.html 

NHS.uk. 2019. Propranolol. Consultado el 14 de noviembre de 2019. Disponible en https://www.nhs.uk/medicines/propranolol/ 

Web MD online, 2019. Propranolol HCL. Consultado el 14 de noviembre de 2019. Disponible en https://www.webmd.com/drugs/2/drug-10404-9168/propranolol-oral/propranolol-oral/details 

Folleto Paciente
Volver arriba