Menú

Testim

Testim es un gel tópico transparente que contiene el principio activo testosterona, la hormona sexual que produce las características masculinas. Testim se utiliza para tratar la deficiencia de testosterona que ha sido confirmada por los síntomas observables y los análisis de sangre. Se utiliza para mejorar el apetito sexual, la función eréctil y el crecimiento muscular.

¿Cómo funciona Testim?

El gel se absorbe por la piel y el medicamento entra en el torrente sanguíneo y ayuda al cuerpo a alcanzar niveles normales de testosterona.

¿Cómo aplicar Testim?

El gel Testim se deberá aplicar en una zona limpia y seca de la piel sana, como los hombros, el abdomen o en la parte superior de los brazos. Exprime una pequeña cantidad, generalmente, una dosis que equivale a 5 mg del gel, y suavemente aplícala sobre la piel. No aplicar en los genitales ni en ninguna zona de la piel dañada.

Después de aplicar el gel, deja secar durante un par de minutos y luego cubre el área con ropa para evitar que el gel entre en contacto con la piel de otra persona. Lávate bien las manos después de usar Testim. La siguiente aplicación de Testim deberá realizarse al menos tras 5 o 6 horas. No nades, no te duches y no te bañes después de aplicar el gel.

Dosis

Una dosis habitual es de 5 mg al día, pero tu médico puede prescribir una dosis mayor dependiendo de tus necesidades individuales. Sigue siempre las instrucciones prescritas por tu médico. Si te olvidas una dosis, espera a la siguiente dosis y aplica como de costumbre. No es aconsejable duplicar una dosis.

¿Tiene efectos secundarios Testim?

Como muchos medicamentos, algunas personas que utilizan Testim experimentarán efectos secundarios. La mayoría de ellos no son graves. Habla con tu médico o farmacéutico si te preocupa cualquier efecto secundario que ocurriera después de aplicar Testim, especialmente si experimentas cambios de humor.

Los efectos secundarios comunes incluyen:

  • Acné;
  • Pérdida de libido;
  • Aumento de peso;
  • Sentimientos de agresión;
  • Insomnio;
  • Irritación de la piel;
  • Trastornos de la próstata;
  • Pérdida de cabello;
  • Depresión;
  • Problemas de erección, como erecciones prolongadas o dolorosas.

Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Deja de aplicar Testim inmediatamente y busca atención médica urgente si notas cualquiera de los siguientes síntomas:

Edema o hinchazón de los tobillos, muñecas, piernas o brazos para personas con problemas hepáticos, cardiacos o renales;
La ictericia, la orina oscura, el dolor en el área abdominal, los vómitos, la fiebre y el malestar pueden indicar problemas hepáticos;
Cualquiera de los síntomas de una reacción alérgica grave - hinchazón alrededor de la boca o de la garganta, dificultad para respirar, urticaria o sarpullidos.

¿Cuándo no es seguro aplicar Testim?

Testim no se debe recetar para uso médico si:

  • Eres mujer, estás en periodo de lactancia o embarazada;
  • Eres menor de 18;
  • Tienes alergia a la testosterona o a cualquiera de los excipientes;
  • Te han diagnosticado cáncer de próstata o de mama.

Testim puede interactuar con otros medicamentos, haciendo que funcionen de manera menos efectiva. Es importante que le cuentes a tu médico todos los otros medicamentos que estés tomando, incluyendo cualquier otro medicamento de venta libre o remedios herbales.

Conducción / Alcohol / Maquinaria

No existen contraindicaciones para conducir, beber alcohol con moderación u operar maquinaria pesada cuando se utiliza Testim. Sin embargo, si experimentas ciertos efectos secundarios, como depresión o ansiedad que pudieran agravarse por el alcohol, sería prudente abstenerse del alcohol mientras estés utilizando Testim.

Folleto Paciente
Volver arriba